Comunicación Consciente

Comunicación Consciente

COMUNICAR PARA FACILITAR

De las maravillas de mi oficio, hay algo que amo profundamente: la posibilidad de ejercer diferentes roles. Desde mi certificación como coach y facilitadora he podido experimentar con esta faceta de mí que cada día me muestra más aprendizajes profundos. Descubrí que comunicar para facilitar un tema es algo que me apasiona.

En mis pasos con la facilitación tuve la fortuna de ser considerada parte del staff de facilitadores del Programa de Bienestar de Empresas Polar, un proyecto hermoso que me permite ser mensajera para una mejor Venezuela: promovemos el disfrute responsable de alcohol y la protección de los menores de edad.

Conoce el Programa de Bienestar de Empresas Polar

Con esta experiencia me ha tocado enfrentarme a una audiencia que a mi juicio es la más desafiante: adolescentes y niños. Y, apropósito de esta experiencia, quiero compartir los aprendizajes que me ha dejado.

Comunicar a jóvenes

Desde siempre me he vinculado positivamente con jóvenes. Me siento cercana a ellos, me encantan sus preguntas y su mirada atenta. Me encanta descubrirlos mientras se descubren. Son un universo. Pero eso es una cosa y otra cosa es pararte frente a ellos y hablarles de algo que quieres que sea importante para ellos. Y ahí hay otros subtemas, por ejemplo, una cosa es hablar de algo que les interese y les apasione, otra cosa es hablarles de un tema que ellos pueden considerar “serio”, “aburrido”, “sin importancia”.

Desde el rol de la comunicadora-facilitadora que soy me planteo cuatro preguntas:

  • ¿Cómo afinar la escucha? Debemos aprender a escuchar a los jóvenes. Y esto pasa por entender que muchas veces ellos manejan sus propios códigos y que estos códigos pueden ser raros, absurdos e incomprensibles para los mayores, pero finalmente son los códigos que utiliza nuestra audiencia.
  • ¿Cómo ser cercanos sin perder la rienda? Como comunicador- facilitador debes ser una autoridad. No estás ahí parado para caerle bien a alguien. Tienes una responsabilidad: hacer llegar un mensaje claro, preciso e importante. Así que está bien ser cercanos, pero siempre es importante mantener el hilo de lo que vas a decir y no dejar que tu audiencia se lleve el tema y posicione su tema propio.
  • ¿Cómo abrir la confianza? Esta es quizá la parte más importante. Cuando te ganas la confianza de tu audiencia joven ya lo tienes todo. Pero llegar ahí requiere de escucha, atender lo que tu audiencia te manifiesta, considerarlo, incorporarlo a tu facilitación, hacerlos sentir que son parte de eso que está ocurriendo.
  • ¿Miedo a no ser escuchados? Levante la mano a quién le haya pasado. A mí me pasó. No solo estoy ahí para escuchar, también estoy para que me escuchen. Así que se trata de una danza en la que el ritmo lo marcan la escucha y la confianza.

La comunicación se parece más a un arte que a una ciencia.

Otro de mis aprendizajes fue descubrir que facilitar es multiplicar y acompañar. Transmites un mensaje y esperas que este mensaje pase a muchos otros. A la vez, en ese dar, en esa entrega, estás acompañando, estás siendo parte del crecimiento de alguien más y este acompañamiento lo estás haciendo desde tu mirada única e inigualable ¡sácale provecho a tu potencial!

Distingo dos claves:   

  • No perder el foco: mantener la mirada siempre en el mensaje clave. Reiterarlo de diferentes maneras. Asegurarte de que ese mensaje clave ha llegado.
  • Ofrecer una comunicación que no impone sino que ofrece información de calidad para que la audiencia tome las mejores decisiones.

Comunicar para impactar positivamente

En este camino como comunicadora – facilitadora, mi meta es llegar a ser influencia positiva. Pongo mi talento al servicio de un propósito que va más allá de mi misma. Aquí comparto mis 5 consejos para ofrecer una mejor experiencia de facilitación:

  • Domina el tema: investiga. El proceso de aprender es dinámico, continuo y no para. Con cada vez que facilitas surgen nuevas preguntas y estas preguntas son oportunidades de aprendizaje.
  • Haz tuyos los recursos de apoyo: conócelos. No te quedes solo con la tranquilidad de tener el material. Revísalo, léelo, cuestiónalo, analízalo, dilo con tus propias palabras y a tu propio ritmo.
  • Prepara tu puesta en escena. No me canso de repetirlo: comunicar es un arte. Y como tal requiere de preparación. No te quedes solo con dominar el tema, también -y sobre todo cuando se trata de jóvenes- debes preocuparte por tu corporalidad, tu tono de voz, tus movimientos. No es una actuación, pero sí es una puesta en escena que merece ser respetada y valorada.  
  • Ensaya. Párate frente a un espejo o, mejor aún, busca un público que te sirva de prueba.
  • Valida. Asegúrate de que tu audiencia está haciendo una interpretación ajustada a lo que esperas. Chequea que distinguen los conceptos y las palabras que estás manejando. Pon mucha atención a sus preguntas y comentarios porque con ellos podrás saber cuáles contenidos están llegando mejor que otros, a qué partes del tema debes volver, cuántas veces y de qué formas debes incorporar el mensaje clave.

Comunicación Consciente

EL POTENCIAL COMUNICACIONAL DE INSTAGRAM TV

Como comunicadora he tenido siempre una gran necesidad: comunicar. Así que tener al alcance de la mano todas estas herramientas de medios sociales ha sido para mí una gran oportunidad para canalizar positivamente esta necesidad. Este año, decidí tomarme en serio la inquietud de ser mi propia productora de contenidos y así, en compañía de @ElOjoDeColon, hemos experimentado en las diferentes plataformas.

Tenemos que generar productos propios, no podemos depender solo de los clientes, no podemos solo ser una empresa de servicio, un proveedor.

-. José Alejandro Colón. Director Creativo Express Gráfica .-

Hoy queremos compartir nuestra experiencia con Instagram TV.

De esta experiencia comparto cuatro ideas sobre el potencial comunicacional que veo en Instagram TV (y que podemos aplicar en general a cualquier herramienta de los medios sociales):

 

Crear: hay algo que valoro del auge de los medios sociales y es que puso al alcance de todos la posibilidad de mostrar nuestro potencial comunicacional. Nos han hablado mucho sobre esa idea de que el contenido es el rey y yo estoy convencida de que es así, pero siempre me cuestiono sobre la calidad del contenido. En ese sentido creo que la apuesta debe ser no solo en plantearnos una información para ofrecer, no solo evaluar las mejores estrategias para el posicionamiento sino también y muy importante considerar la mirada creativa que podemos darle al cómo mostrar ese contenido.

Experimentar: algo que me emociona mucho de las plataformas digitales de comunicación es que nos ofrecen la oportunidad de hacer experimentos. Ir probando. Ensayar y errar. Errar y reflexionar. Reflexionar y aprender. Aprender, crear y volver a experimentar. Es como ser niños y jugar, creo que de eso se trata.

Conectar: ir más allá de pensar que estamos en medios sociales para vender (nos). En realidad la apuesta es a establecer conexiones profundas y significativas, para mí la idea de todo esto es poder impactar positivamente al menos la vida de una persona. Cambiar al mundo una palabra a la vez. Para mí comunicar tiene un propósito trascendental y pienso que no importa tanto cuál es tu servicio siempre que tengas la convicción de que eso que haces puede mejorar la vida de alguien.

Explorar mi potencial artístico: desde que tengo memoria fantaseaba con actuar. cuando era niña usaba un grabador de cassette para hacer programas de radio. Siempre he estado muy conectada con el arte y aunque fue una fase que luego dejé a un lado, he empezado a conectarme con ella de un tiempo para acá. No solo me conecto con esa parte de mí, sino que ahora también pienso que la comunicación se parece más a un arte que a una ciencia y desde este pensamiento me paro en mi posibilidad artística de ofrecer un servicio de comunicación personalizado, adecuado a las necesidades de cada proyecto, creativo y constructivo, dinámico. Los medios sociales nos ofrecen una brillante oportunidad para sacar a la luz ese talento que todos llevamos dentro.

 

— Nayari Rossi Romero —

@Nayacomunica

Foto:

— José Alejandro Colón —

@ElOjoDeColon

Comunicación Consciente

¿QUÉ TENGO QUE DECIR SOBRE EL MUNDIAL RUSIA 2018?

Honestamente, no tengo mucho que decir sobre el Mundial Rusia 2018.

Desde que empecé en el oficio de comunicar siempre he tenido relación con los mundiales de fútbol. Nunca falta un cliente con el cual trabajar específicamente ese tema. He tenido entonces que ponerme a investigar de fútbol.

No escribas de aquello de lo que no sabes, me dijeron en la escuela de comunicación. Desde entonces me preocupo mucho por hacer buenas y profundas investigaciones sobre los temas que debo abordar. Algunos temas me los he tomado tan míos que me siento una experta en el área, en otros, como el fútbol, me he puesto más en el rol de entrevistadora y desde esta fortaleza he recaudado información desde los que más saben: los hinchas.

Sí, los fanáticos de fútbol que me rodean han sido grandes maestros en mi vida, por lo menos en época de mundiales.

Escucha el podcast Yo aquí pensando: Me casé con un hincha

Entonces cada 4 años es lo mismo: ponerme al día sobre equipos y jugadores, refrescar jugadas y momentos memorables del fútbol, conocer más sobre el país sede, conocer sobre los estadios y la tecnología aplicada, leer, leer, leer.

Cuando el cliente no maneja temas de deportes es cuando se hace más desafiante el asunto. Así que he elaborado una especie de credo para estos momentos, porque lo que siempre es seguro es que no debemos dejarnos llevar por la ansiedad de estar en la tendencia. Mira tú que es fácil perder el equilibrio en la gestión de nuestras comunicaciones.

Mi credo personal para no dejarme llevar por la tendencia (3 premisas básicas):

1.- Sí, quiero ser trendy: compro la premisa. Algunas veces me gusta más la idea, otras veces no tanto. Pero cuando aceptamos que sí queremos estar con la tendencia empezamos a verla desde nuestra consciencia.

Mira lo que pensamos sobre la comunicación consciente.

2.- Lo voy a hacer bien: nada de estar metiéndonos a decir-lo-que-todos-dicen. Porque no se trata de perdernos en la tendencia, se trata de buscar la mirada creativa del contenido. Es bueno que nos sentemos a echar lápiz y papel para responder a las preguntas: ¿cómo yo puedo, desde mis temas, hablar de este tema? ¿Qué tiene que ver este tema conmigo? ¿Qué tiene que ver este tema con mi comunidad?

3.- Voy a hablar de lo que sé: desde el rigor periodístico, siempre. Buscar información de calidad, conversar con expertos, investigar y validar. Porque solo así podemos garantizar que ofrecemos información de valor para la audiencia.

— Nayari Rossi Romero —

@Nayacomunica

Foto:

— José Alejandro Colón —

@ElOjoDeColon

Comunicación Consciente

LA RELACIÓN ENTRE EL EQUILIBRIO Y EL ENFOQUE

No es un tema reciente. Durante años la humanidad ha estado preocupada por esa búsqueda: la paz interior, el cultivo del espíritu, la conexión con la divinidad. Equilibrio y enfoque en lo importante.

Este no es un texto de crecimiento personal aunque, te digo que con el tiempo he aprendido que cualquier cosa puede ayudarte a crecer si así lo permites. En fin, el asunto es que he estado pensando en la idea del equilibrio.

Un día eres joven y al otro te preocupas por no perder tu paz interior.

Así las cosas. La maternidad, que para mi sorpresa ha sido una gran escuela, me ha puesto a reflexionar y cuestionar muchos temas en mi vida. Me vi en la encrucijada entre la mujer profesional y la mamá que atesora las tardes de juego. ¿Ambas cosas son posibles? En esto ando, respondiendo esta pregunta.

 

Escucha el episodio 1 del podcast Yo aquí pensando: equilibrio.

Desde esta reflexión me puse a encontrar la relación que hay entre el equilibrio y el enfoque. Porque cuando hablamos de comunicación, el enfoque es importante, entonces ahí me vino una revelación: ¿es posible mantener el enfoque cuando perdemos el equilibrio?

Mira tú que es fácil perder el equilibrio en la gestión de nuestras comunicaciones en medios sociales:

  • Cuando escribes sin pensar solo guiado por la tendencia, con ese afán loco que tenemos ahora de formar parte de un hashtag porque sino no estamos en nada.
  • Cuando publicas una imagen porque te dio mucha risa pero su contenido y su identidad visual no tiene nada que ver con tu propósito comunicacional, pero qué importa si al final recibiste montones de “me gusta”.
  • Cuando te parece que cualquier segundo de tu vida es tan relevante como para hacer una historia.
  • Cuando en un mundo de Kardashian’s escoges no ser tú sino ser más como las Kardashian porque, ya sabes, sus vidas dan para cualquier clase de titulares.

Y así. Que tire la primera piedra el que no se haya visto tentado alguna vez a caer en este juego macabro

Pienso entonces en tres ideas clave que ocurren cuando mantenemos el enfoque en nuestro plan de comunicaciones:

 

 

  • Trazar la ruta:  cuando tienes un objetivo claramente definido (y muy importante: redactado de la forma correcta) entonces ¡bingo! Tienes también un camino para seguir. De eso se trata el enfoque: saber hacia dónde queremos ir, lo que queremos lograr y cómo lo queremos lograr. No te voy a mentir: no es fácil. Pero cuando te lo planteas te permites darte la oportunidad de averiguar si ese es tu objetivo o no. Muchas veces pasa que el objetivo inicial no termina siendo el que el camino nos muestra y eso está bien, porque al final la vida se trata de eso, de mantener el equilibrio ante los desafíos del cambio. Pero ojo: siempre vuelve al inicio y afina el objetivo tantas veces sea necesario.
  • Encontrar un propósito: cuando tienes el objetivo y te enfocas en conseguirlo, no solo estás en el camino, también estás en conexión con un propósito. Me gusta invitar a quienes acompaño en la gestión de sus comunicaciones, a que se tomen unos minutos para reflexionar sobre el-para-qué están haciendo lo que hacen, el- para-qué de ese mensaje que quieren comunicar. Saber para qué hacemos las cosas o para qué decimos determinado mensaje, nos ayuda a darle más consistencia y fuerza a la estrategia de comunicaciones.
  • Conectar con la audiencia que me interesa: una inquietud frecuente con la que me he encontrado es: quiero conseguir equis número de seguidores. Entonces yo respondo: ver punto 1 y punto 2. ¿Qué tiene que ver este afán por los seguidores con tu objetivo? ¿Para qué quieres tener este número de seguidores? Y finalmente y muy importante: ¿son estos seguidores la audiencia correcta para lograr tu objetivo?

 

 

Resulta que sí, el equilibrio y el enfoque van de la mano cuando se trata de comunicaciones (¿o tal vez siempre están relacionados?). Tarea pendiente: seguir pensando en esto.

— Nayari Rossi Romero —

@Nayacomunica

Foto:

— José Alejandro Colón —

@ElOjoDeColon

 

Comunicación Consciente

COSAS QUE PIENSO (Y LUEGO TUITEO) SOBRE LA #COMUNICACIÓNCONSCIENTE

Voy a estrenar este blog usando esta nota como depósito de tuits que he escrito sobre #ComunicaciónConsciente. No sé si a alguien le interesa pero, quien quita que, eventualmente, este ejercicio en Twitter termine siendo luego un libro (se han visto casos).

 

— Nayari Rossi Romero —

@Nayacomunica

Foto:

— José Alejandro Colón —

@ElOjoDecolon